Cuando un emprendedor está pensando en crear un negocio o bien ya lo tiene creado y necesita el servicio de una asesoría fiscal, contable, laboral que le permita cumplir con sus obligaciones tributarias al tiempo que se centra en un empresa le surgen siempre las mismas dudas.

¿Qué es mejor, escoger una asesoría barata o una de calidad? ¿Que necesito? ¿Podría hacer yo mismo el servicio ahorrándome ese gasto?

A la hora de elegir es el futuro empresario el que tiene que decidir que le compensa más. Generalmente si va en búsqueda de una asesoría barata, es decir, lo único que busca es un servicio en el que la asesoría en cuestión se dedique a presentar las declaraciones trimestrales y anuales obligatorias seguramente se decida por una asesoría online.

En el mercado actualmente hay muchas asesorías online las cuales por cierto tienen unos precios muy por debajo de las asesorías tradicionales.

Nosotros por ejemplo con nuestra tarifa básica, que es la 100% online, tenemos una tarifa en la que por 85€/mes el cliente consigue la asesoría que necesita al mejor precio del mercado.

Esta sería una opción recomendable para la pequeña empresa o bien para el emprendedor que se está pensando en crear su negocio ya que también incluye asesoramiento previo al inicio de la actividad.

Otra opción para el emprendedor es la de ser el mismo quien gestione las cuentas de su empresa ahorrándose los gastos de la asesoría. Aquí como siempre hay ventajas e inconvenientes. Las ventajas están claras, el ahorro en coste, pero, ¿Los inconvenientes?

-El empresario tiene que tener conocimientos a nivel contable, fiscal…para poder llevara  a cabo esa gestión. También deberá mantenerse al día sobre los cambios existentes en materia fiscal/laboral/contable los cuales muchas veces se producen sin avisar siquiera.

Es importante antes de decidirnos a hacerlo nosotros valoremos si vamos a saber realizar esto de manera correcta, ya que en caso de hacerlo mal:

1: Nos enfrentamos a sanciones por parte de hacienda y de los organismos correspondientes.

2: Si empezamos a hacer nosotros mismos las cuentas y luego vemos que es necesario contratar una asesoría fiscal esta tendrá que ponerse al día con lo que cobrara una sobreprecio por las contabilidades atrasadas.

-Cada minuto que el empresario dedica a llevar la contabilidad y fiscalidad de su negocio son minutos que no emplea en su actividad productiva. A no ser que la empresa tenga como actividad principal la asesoría fiscal, contable…siempre es mucho más rentable contratar una asesoría que hacer nosotros ese trabajo.

Y no es excusa el precio. Analiza los costes que tiene tu negocio y comprobaras como el gasto de asesoría es de los más justificados en un negocio, solo por los quebradores de cabeza que nos quitamos (presentar declaraciones, hacer la contabilidad, errores contables, posibles sanciones…) ya merece la pena.

Si por el contrario no eres de los que buscan una asesoría barata sino que buscas una asesoría de calidad seguramente te centres en aquella asesoría que te ofrezca más por menos. Aquí es cierto que los precios son superiores a los de una asesoría online, sin embargo eso depende de la empresa a la que pidas presupuesto.

Nosotros aparte del servicio “Asesoría 100% Online”, tenemos una tarifa también para emprendedores  en la cual aparte del servicio de asesoría ofrecemos otros cuatro servicios gratis.

También el servicio ofrecido solo en el apartado de asesoría (fiscal, contable) es distinto ya que en la tarifa básica solo se presentan las declaraciones y cumplimos con las obligaciones tributarias mientras que en la tarifa de asesoría integral el cliente también obtiene asesoramiento personalizado a nivel fiscal, buscamos una menor tributación, planificación fiscal….

A eso luego hay que sumarle estos servicios:

•Gestión de impagos mediante empresa de recobro

•Asesoría financiera así como financiera para tramitación de créditos.

•Asesoría patrimonial para aumentar la rentabilidad de nuestro dinero.

Estos servicios complementarios son servicios que los emprendedores van a necesitar antes o después. Y es que nunca viene mal una empresa de recobro que nos gestione los impagos que suframos desde el minuto uno, o una financiera que nos pueda ayudar a conseguir financiación, o el apartado patrimonial el cual nos recomiende como invertir el exceso de liquidez de nuestra empresa para sacarle mayor provecho.

Y todo esto por un precio de 125€/mes para empresas con entre 1 y 2 empleados o 175€/mes para empresas con 3-4 empleados.

Para empresas de tamaño superior es necesario pedir presupuesto personalizado.

Asesoría Online Pyme